martes, 30 de septiembre de 2008

La didáctica, la teoría del curriculum y la tecnología educativa




La didáctica, desde una perspectiva general, puede decirse que tiene como marco sustantivo el estudio y la reflexión sobre la enseñanza, tanto de los aspectos relativos al enseñar, como a los de cómo enseñamos.
A continuación se presenta la definición etimológica de didáctica con base en la civilización griega:
Didaktikos (apto para la docencia), didactike (enseñanza) y didaskalia (enseñar con una doble acepción en el campo de la educación y el teatro).
Como mencionamos al principio empezaremos en la búsqueda de la definición del concepto, consultando a diferentes expertos empezando por Benedito (1987,10) quien propone un mapa de definiciones, señalando que predominan los siguientes significativos:
a) La didáctica es: ciencia, teoría, tecnología, técnica y arte.
b) Su contenido semántico es: la instrucción, la comunicación de conocimientos, el sistema de comunicación, y los procesos de enseñanza y aprendizaje.
c) Su finalidad es: la formación, la instrucción, la instrucción formativa, el desarrollo de facultades y la creación de la cultura.

Otro autor que coopera en la definición es Ferrández (1984) que identifica a cinco grupos:
1. Aquellos autores que consideran que la didáctica tiene carácter de ciencia y la situan entre las ciencias de la educación.
2. Los que la consideran como ciencia, pero totalmente dependiente de la pedagogía.
3. Los que consideran la didáctica como teoría de la instrucción.
4. Quienes asemejan didácticas y metodología de la enseñanza.
5. Aquellos autores que definen el reduccionismo de la didáctica al plano meramente instrumentalista, práctica o meramente técnico.

Para De la Torre (1993) la didáctica presenta cuatro grandes orientaciones: Explicar (busca la comprensión y en lo posible la explicación del proceso formativo para elaborar teorías y modelos que interpreten los procesos de enseñanza-aprendizaje), aplicar (persigue la materialización del proceso educativo), normativo (ya que persigue el diseño u propone situaciones de enseñanza aprendizaje), y mediacional (presenta métodos para la consecución de los objetivos propuestos).
Angulo (1989ª, 30-34) “(…) la didáctica es una ciencia en tanto que ciencia tecnológica, y esto quiere decir que los problemas “prácticos” se resuelven gracias a la intervención del conocimiento científico (nomológico) disponible, y sus derivaciones nomo-pragmaticas correspondientes”.
Zabala (1990) denomina tres versiones-visiones de lo que es y debe hacer la didáctica:
1. Las que plantea la didáctica como brazo instrumental de la pedagogía.
2. Las que conciben el campo educativo como espacio ocupado por diferentes disciplinas independiente entre sí.
3. Las posturas que presentan la dimensión teórico-práctica como un continuo bipolar que a la vez refleja una mayor-menor distancia al hecho educativo concreto.

Este mismo autor nueve años más tarde nos indica que al hablar de didáctica podemos hacerlo desde aspectos netamente diferentes:

· Área de conocimiento, en la que se integran espacios disciplinares diferentes: tecnologías, curriculum, organización escolar, formación del profesorado.
· Disciplina especifica con un objeto de estudio propio que suele decirse que son los procesos de enseñanza-aprendizaje
· Como adjetivo atribuible a ciertas condiciones de la acción formativa y/o de los recursos con que piensa llevarse a cabo.
· Como campo de estudio autor referido que se estudia a sí misma como disciplina
· Como campo de formación profesional.

En lo que se esta de acuerdo con todas estas definiciones anteriormente citadas es que en todas concuerdan en que la didáctica pertenece a las ciencias de la educación y para poder ubicarla en que área de la educación puede encajar, recurrimos a Benedito (1987, 90-91) quien llega a identificar tres ámbitos o núcleos científicos:

1. Ámbito propiamente pedagógico, llamado también medular, especifico y normativo. En el se incluirán la pedagogía y/o la teoría de la educación, la didáctica, la organización escolar, la orientación, y la política o planificación educativa.
2. Ámbito envolvente, condicionante, subordinante, fundamentante. Incluiría distintos grupos de disciplinas filosóficas (filosofía de la educación, axiología de la educación…) nomotéticas (biología de la educación, psicología de la educación…), históricas (historia de la educación, y/o pedagogía y educación comparada), formales (epistemología, lógica…)
3. Ámbito disciplinar. Estaría formado por los grupos de materias o núcleos temáticos que constituyen disciplinas educativas y en la aplicación tecnológica, no pueden ser definidas como verdaderas ciencias de la educación: diagnostico educativo, educación especial, didácticas especiales.

Para el profesor Benedito la didáctica pertenece al ámbito medular, normativo de las ciencias de la educación ocupando un espacio fundamental de las mismas.

Respecto al objeto de estudio de la didáctica para Pérez Gómez (1985,77) es “ el análisis de los procesos de enseñanza-aprendizaje tanto para comprender las variables que intervienen en el desarrollo formativo de las capacidades cognoscitivas, como para regular y ordenar convenientemente en función de la explicación precedente, la anticipación de cada una de ellas”.

Con un amplio repertorio de definiciones es posibles construir uno propio o bien tomar alguno de los anteriormente citados de acuerdo con la necesidades correspondientes.

Para complementar un poco el tema de la didáctica enseguida se presenta los varios modelos de didácticas que se han construido también con base en diversos autores.

Unas de las características que deben contener los modelos didácticos de la educación son las propuestas por Ferrández, Sarramona y Tarín (1979), Escudero (1981ª) Gimeno (1981), Benedito (1983), Joyce y Weil (1985), y Jimenez y otros (1989). Estos últimos los sistematizan en tres grandes tipos: epistemológicos, tecnológicos, y de investigación. Modelos que para ellos tienen que guardar una serie de características:
a) Abiertos, capaces de interactuar con el medio.
b) Flexibles, capaces de adaptación y acomodación a diferentes situaciones.
c) Dinámicos, capaces de establecer diferentes tipos de relaciones.
d) Probabilísticos, capaces de poder actuar con unos márgenes de error/éxito aceptable y con cierto nivel de confianza.

Dos puntos interesantes que tratan la obra de Jiménez y otros (1989) es en primer lugar, la identificación de un tipo de modelo tecnológico- didáctico, que vendría configurado por tres grandes características:
1. Determinación de los objetivos a conseguir
2. Ejecución de lo planificado o programado
3. Evaluación de los procesos y resultado.
Y en segundo lugar, la diferencia que hace a la ausencia de validez de un modelo único, debido a dos razones:
a) Porque a pesar de la versatilidad propia de todo modelo es imposible que se valido para todas y cada una de las situaciones de la vida en el aula. Por otra parte, iría en contra del respeto a la diversidad en sentido amplio.
b) Porque existen modelos conceptualmente contrarios y validos en función de los objetivos o de las teorías que lo sustentan (enseñanza individualizada, trabajo en equipo, enseñanza programada, lecciones magistrales…)
En las propias palabras de un servidor y su humilde punto de vista, yo considero que en lo referente a la didáctica, hay varios aspectos a considerar, el primero es el perfil psicológico de la persona, es decir como el docente va a hacer uso de sus habilidades y técnicas para hacer llegar la información al alumno, depende mucho de la destreza, de la experiencia que tenga el educador para crear una buena didáctica de enseñanza; el segundo aspecto a considerar es el contenido, la sustancia que se va a transmitir para construir el conocimiento, tiene mucho que ver el “que” por qué dependiendo de este se diseña un modelo capaz y pertinente para la transmisión de información y la construcción de una buena didáctica, no es lo mismo enseñar matemáticas que español; el tercer aspecto es el “quien” , es muy importante tomar en cuenta hacia donde estamos dirigiendo nuestros métodos, es pertinente identificar la personalidad y carácter de las personas a quienes estamos dirigiendo nuestros esfuerzos, tomando en cuenta su postura e interés para determinados temas, dentro de cada aula o espacio de enseñanza nos topamos con distintas inteligencias por lo tanto tenemos que ser cuidadosos al momento de adaptar un modelo de didáctica, no es lo mismo enseñar a una persona con cierto grado de información sobre algún tema que, que a una persona que apenas se está introduciendo en dicho tema; el cuarto y último punto es el de las políticas de enseñanza que manejan diversas instituciones educativas, hay planes de estudio que están diseñados para realizar los procesos de enseñanza aprendizaje con teorías obsoletas y tenemos que ser consientes y poner los pies en la tierra que estamos en un mundo globalizado, donde día con día los pasos cada vez se dan más agigantados y lo que hoy nos era útil mañana tal vez ya no. Germán Ayala (2008).